lunes, 31 de marzo de 2014

Last Week's Activity: Week 13

[Spanish] [Read it in English below]

Semana de Relax. Solamente he trabajado en mis entradas para World Expo y no voy a publicar aún ninguna foto nueva, pero puedo decir que la primera de las minis de mi escena de dos personajes está casi pintada (Solamente faltan puntos de luz y acabar de fundir alguna transición).

En lugar de eso me vais a permitir pegar una cita de otro blog que leí hace tiempo hablando sobre la vida del autónomo. Evidentemente no lo he escrito yo. Podéis leer la entrada completa en desencadenado.com 

la vida del profesional independiente se parece más a esos malabaristas que manejan los platos chinos. Ya sabes, ponen un plato encima de una vara haciéndolo girar. Después otro, y otro, pero entonces tienen que darle un impulso al primero, porque si deja de girar se cae. Y así pronto están atendiendo a seis o siete platos, a hacer girar cada uno en el momento preciso porque como se despisten con uno se va al suelo, y si uno se cae pierdes la concentración y el resto va detrás.



[English]

Relaxing week. I was only working on my world expo projects and I'm not going to post any new pic yet. I can only say that the first of my 2 miniature's bignette is almost painted (just light points and blend better something here and there reminds).

Instead please allow me to copy & paste some extracts from a post in another blog I readed some time ago. It talks about realy of self working. It's not written by me obviously. You can read it in desencadenado.com (In spanish, English is my own translation)

Life of a self-working is like a juggler that work with chinesse dishes, they put a dish over a rod rotating it  and then another one and another, but you still need to push on the first one to keep it rotating, and the same with six or seven... If you loose your focus one of them falls and the others go down with it.


4 comentarios:

  1. Pero eso no es solo la vida del autónomo...es la vida de cualquiera que esté en el "sistema de vida occidental" ! ( y por lo que parece pronto del "sistema global")
    Mario

    ResponderEliminar
  2. Si, es cierto, y no. Me explico, la diferencia entre un autónomo y un asalariado es que ambos tienen la misma vida privada (un plato), los mismos inconvenientes laborales (otro plato), el trabajo normal (tercer plato) y los imprevistos (cuatro platos), pero además, mientras que el asalariado hace su trabajo, el autonomo hace el del contable (otro plato), el del administrativo (otro) secretaria (otro), publicista (otro) y además trabaja para hacienda (otro), y por si fuera poco los impuestos no son proporcionales (otro). Quizás son platos más pequeños, pero son cosas de las que preocuparse que al final te comen el tiempo de trabajo normal (en mi caso un pelín menos del 30% del tiempo laboral, y eso con la ayuda y por tanto desembolso de un gestor para los temas de hacienda, es decir, cada semana dedico un día completo y un rato de otro a hacer cosas que NO son pintar, y que por tanto no producen ingresos)

    ResponderEliminar
  3. Bueno, hay un punto a favor del autonomo, y es que a pesar de las condiciones que seguro que en bastantes ocasiones requieren agilidad en los tiempos de trabajo, está trabajando en lo que le gusta. En el caso del asalariado no siempre es así.

    ResponderEliminar
  4. Evidentemente el trabajador autónomo tiene 3 claras ventajas sobre el resto: trabaja cuando quiere (ojo cuando quiere, no cuanto quiere, que normalmente es mucho para compensar), es su propio jefe (sin contar al cliente) y trabaja de lo que quiere. Pero si quitas estos factores (en algunos casos incluso solo uno) deja de merecer la pena porque el resto son desventajas.

    ResponderEliminar